34 innovaciones chilenas y extranjeras compiten por transformarse en emprendimientos con potencial de impacto global

Martes 30 de mayo 2017 Bootcamp (2)

Desde un vidrio que elimina contaminantes del aire hasta un dispositivo que identifica a personas en eventos masivos, son parte de los proyectos que el programa Brain Chile busca acercar al mercado.

Un total de 34 ideas desarrolladas en laboratorios de Chile y México con miras a llegar el mercado global, están participando esta semana en el Bootcamp de Brain Chile, el programa de aceleración de emprendimientos de base científico tecnológica impulsado por el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, la Escuela de Ingeniería y la Dirección de Transferencia y Desarrollo de la Universidad Católica, junto a Banco Santander.

Entre las innovaciones que compiten en esta versión, destaca un vidrio modificado molecularmente que elimina contaminantes del aire (CATiO2) y un dispositivo que identifica en tiempo real a personas durante eventos masivos (Wavern). También hay propuestas orientadas a discapacitados, como una silla que emplea piernas mecánicas para desplazarse (Silla Jansen) y una mano robótica que devuelve la sensación de una extremidad amputada (High Five).

Sobre los alcances de los proyectos presentados, el Decano de Ingeniería UC, Juan Carlos de la Llera, señaló que “en la medida que las ideas de base científica y tecnológica encuentren alternativas para pasar de la frontera del laboratorio a la sociedad, no sólo participaremos del fortalecimiento de la innovación y el emprendimiento que hay detrás de cada talento, asimismo contribuiremos a lograr el desarrollo que el país espera”.

Entre los prototipos seleccionados también hay ideas orientadas a mejorar la salud de las personas, como el uso de una nueva biopartícula que acelera la recuperación de lesiones óseas (injertos biológicamente activos) y de una solución de ortodoncia invisible a bajo costo para corregir la alineación dental (TecDent), entre otras.

Encuentro con inversionistas

El Bootcamp Brain Chile es el primer acercamiento que tienen muchos de los participantes del concurso con herramientas metodológicas de emprendimiento.

“Una de las actividades únicas será el encuentro Vínculo con la Industria, donde invitamos a ejecutivos de nuestras empresas socias a nutrir con su visión y experiencia a estos emprendimientos de base científico tecnológica. La instancia permitirá que los emprendedores validen su propuesta de valor con personas expertas de la industria y generen un conocimiento directo del mercado al que están apuntando. El objetivo es que puedan incorporar este feedback a sus proyectos”, detalló Conrad von Igel, Director del Centro de Innovación UC (Lee más sobre la Sesión con la Industria en esta nota).

Luego del Bootcamp, sólo 12 proyectos (10 chilenos y 2 mexicanos) pasarán al proceso de aceleración. “En esta etapa los equipos recibirán asesoría sobre modelos de negocio, comercialización y estrategias de propiedad intelectual, elemento clave a la hora de impulsar proyectos de base científica-tecnológica”, adelantó Álvaro Ossa, Director de Transferencia y Desarrollo UC.

Delegación mexicana

La versión 2017 del programa cuenta por primera vez con la presencia de cuatro equipos mexicanos. El Gerente de Santander Universidades e Instituciones, Rodrigo Machuca valoró “el impacto que tienen iniciativas como Brain Chile, entre quienes buscan emprender e innovar a nivel global, sin importar nacionalidad ni fronteras. Nos sentimos orgullosos de ampliar esta convocatoria y poder contribuir a que más personas y empresas puedan dar un nuevo paso en la materialización de sus ideas y proyectos”, precisó el ejecutivo.

Entre los proyectos mexicanos destaca un innovador tratamiento para la diabetes sin la necesidad de extraer sangre al paciente (Biosense Technologies: B-my watch) y un juego electrónico para niños con discapacidad visual (Smash-a-Ball).

Otros proyectos del Bootcamp

Tech Nik: Dispositivo móvil para prevenir lesiones en actividades físicas.
SymbiOx: Sistema que induce la regeneración de piel en heridas crónicas.
SUMA: Mobiliario urbano modular construido en madera plástica.
Breksta: Accesorio especial de luces para aumentar la seguridad de los motociclistas.
Blif: Producto creado a partir de frutas y verduras desechadas en ferias libres, para reemplazar materiales derivados del petróleo.