“Chile debe liderar la discusión respecto de la regulación de Internet en Latinoamérica”

Debate gobernanza internet

Vice Subsecretario de Estado Adjunto de los EE.UU., Daniel Sepúlveda, abrió el debate en Chile sobre el rol que los gobiernos deben tomar en el control de Internet y cómo esto influye en el desarrollo de la economía.

A nivel mundial, más de 3 mil millones de personas están conectadas a Internet, lo que ha permitido además del acceso a conocimiento y el cambio de paradigmas comunicacionales, el desarrollo de las economías locales. Pero la amenaza de ataques cibernéticos, la difusión del ideario de grupos terroristas y las violaciones a leyes de propiedad intelectual, entre otras, han llevado al planteamiento de formas de regular el uso que las personas y organizaciones hacen de esta red.

Como una forma de iniciar ese debate en nuestro país, el Centro de Innovación UC con el apoyo de la Embajada de Estados Unidos en Chile, organizó la charla “Latinoamérica, Chile y el Debate Global sobre la Gobernanza de Internet”, dictada por el Vice Subsecretario de Estado Adjunto y Coordinador de EE.UU. para las Comunicaciones Internacionales y Política de Información de la Oficina de Asuntos Económicos y Empresariales del Departamento de Estado, Daniel Sepúlveda.

En su exposición, el embajador Sepúlveda planteó que la discusión sobre esta materia influye en el acceso de más personas a la red, y que mantener una internet “abierta, interoperable, segura y confiable, como la promueven los Estados Unidos de América”, precisamente colabora en este sentido. “Si la penetración de banda ancha aumenta en un 8% en Latinoamérica, podría existir crecimiento en el Producto Interno Bruto de los países de entre 1 a 1,5% anual, lo que está respaldado por un estudio del Boston Consulting Group”, señaló.

En este sentido, Sepúlveda recalcó que la llamada “economía de internet” –servicios y negocios nacidos al alero de esta red- crece en niveles de un 13% cada año, y que el territorio con más posibilidades de seguir creciendo es, precisamente, el latinoamericano, que todavía representa apenas 8 puntos porcentuales del total mundial. Derivado de eso y del nivel de penetración del uso de estos servicios, es que, para Sepúlveda, Chile debería liderar la discusión respecto de la regulación de internet: “Los gobiernos tienen que tomar la decisión de facilitar el crecimiento de internet o restarle valor. Hasta ahora, la postura (de cada uno) se ha mostrado ligada a su relación con la libertad de expresión y respeto a los DD.HH.. Tanto Chile como los Estados Unidos son activos defensores y creen firmemente en la libertad de expresión”, indicó Sepúlveda, haciendo un paralelo entre desarrollo económico y lo que ocurre con las naciones que, coincidentemente, tienen economías cerradas y acceso limitado a la red. “Un enfoque vertical habla de que gobiernos e instituciones gubernamentales tengan el control. La postura de Estados Unidos es que eso es errado y retrasaría el acceso de más personas, lo que debe ser trabajado en conjunto; hoy, 3 de cada 5 personas no tienen acceso a nivel mundial, tasa que en países pobres llega al 95%”.

Este factor económico, sin embargo, debe conjugarse con el riesgo que representa el ciberterrorismo. Para Sepúlveda, “se debe promover la ciberestabilidad internacional; aplicar las reglas básicas del derecho internacional en el interespacio: ningún país debería apoyar actividades en línea que permitan uso restrictivo del internet; ningún país debería permitir el robo de propiedad intelectual y se debe promover ayuda a los Estados víctimas de ataques, que son una amenaza real y persistente”.

En ese sentido, y consultado por los asistentes al Auditorio del Centro de Innovación UC sobre cuál es el incentivo que tienen las empresas de telecomunicaciones para proteger la seguridad de sus abonados, el Embajador señaló que existe “un incentivo natural de las empresas para protegerse y, por ende, a las personas. La legislación protege, y en el caso norteamericano, el Departamento de Homeland Security supervisa los sistemas, pero el interés de la empresa es proteger la estabilidad”.

Precisamente respecto de la vigilancia sobre el uso que los usuarios hacen de internet, Sepúlveda destaca que hay un espectro desde países como Rusia donde se vulnera la libertad de expresión y reunión a través de la vigilancia de la red, hasta la supervisión de delitos como el tráfico de pornografía infantil: “Se trabaja con empresas –plataformas- para que supervisen eso, pero por eso es importante que Chile participe de este debate: si Chile no está, el punto de vista nacional no va a estar, de ahí importancia de que el país participe en foros internacionales como el Internet Governance Forum establecido por las Naciones Unidas”.

Consultado sobre la neutralidad de la Red, materia en la que Chile fue pionero al aprobar una Ley al respecto, el embajador Sepúlveda manifestó que asegurarla significa el balance entre los que tienen acceso y los que no pueden pagar.