Ciencia e innovación para el desarrollo

conrad innovacion 3

Este fue uno de los temas sobre los que trató uno de los paneles del II Congreso Social recientemente realizado en la Universidad Católica, el que fue moderado por Conrad von Igel, Director del Centro de Innovación UC.

En el contexto del II Congreso Social organizado por la Universidad Católica y desarrollado en la Casa Central UC, durante la segunda jornada se llevó a cabo la conferencia “Ciencia e innovación para el desarrollo”, a cargo de Peter Kilpatrick, Doctor en Ingeniería Química y Decano de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos).

En la oportunidad, el académico expuso sobre la ciencia e innovación en combinación con la enseñanza católica. Kilpatrick discutió sobre los desafíos y peligros que puede traer la tecnología en el marco de los procesos culturales.

La actividad fue seguida por un panel en que también intervinieron: Juan Carlos de la Llera, Doctor en Ingeniería Civil y Decano de la Facultad de Ingeniería UC; Juan Carlos Castilla, Doctor en Ciencias, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas (2010) y profesor titular UC; Nicolás Shea, Ingeniero Comercial, emprendedor, fundador de Startup Chile, e-Class, Cumplo, y Jóvenes al Servicio de Chile. Esta sección tuvo como moderador a Conrad von Igel, Director del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini.

Juan Carlos de la Llera se enfocó principalmente en exponer sobre la relación que se genera entre la ciencia y Dios como fuentes del conocimiento y cómo la convergencia de ambas se constituye en un punto central para el desarrollo de la persona.

Juan Carlos Castilla explicó la innovación que reside en el sistema de extracción de los recursos bentónicos del fondo marino basado en entregar áreas exclusivas de manejo y explotación de éstos a las comunidades de pescadores artesanales, lo que se generó a partir del conocimiento desarrollado en la Estación Costera de Investigaciones Marinas de Las Cruces.

Nicolás Shea, finalmente, se refirió al sentido que debe tener una ciencia y una innovación para el desarrollo, colocando especial atención a la importancia que adquiere el sentido ético en este contexto. Además, se refirió al rol crucial que tienen las universidades en el desarrollo de la innovación con énfasis en el ser humano integral, en combinación con otros actores en el entorno social.

Conrad von Igel, en su rol de moderador, medió en virtud de los distintos puntos de vista que presentaron los invitados. Una de las preguntas que guió el debate fue: ¿Qué hacer para que la ciencia cuando pasa a ser una innovación y agrega valor, lo haga de una forma en genere un desarrollo integral del ser humano?