Colaboración empresa-emprendedor: una relación virtuosa

Jan_Daniel_Agrotrac

Una de las empresas que ha entendido el valor de esta relación es Tecnocal, la cual apoya a emprendedores a desarrollar sus prototipos con miras a fortalecer y potenciar el crecimiento del ecosistema emprendedor tecnológico en nuestro país.

Las complejidades de los nuevos desafíos y oportunidades del mundo actual implican trabajar de forma cada vez más colaborativa. Es así que la innovación abierta ha ido cobrando fuerza en Chile y el mundo, motivando el trabajo conjunto de la academia, la empresa, emprendedores, la sociedad civil y el sector público.

El Centro de Innovación UC Anacleto Angelini promueve el desarrollo de estas nuevas conexiones y colaboraciones, generando diversas instancias donde estos actores pueden conocerse e interactuar, además de explorar y desarrollar nuevos proyectos conjuntos. Particularmente, en el último tiempo ha potenciado con mayor fuerza el trabajo entre empresas y emprendedores: una relación virtuosa muy común en países con ecosistemas de innovación más desarrollados como Estados Unidos, Israel y Finlandia, pero que en Chile recién está comenzando a tomar fuerza.

Los beneficios de este tipo de relación son múltiples. Por el lado del emprendedor se obtiene expertise y knowhow especializado, nuevo conocimiento, redes y recursos para impulsar y escalar con mayor éxito su negocio, mientras que las empresas pueden desarrollar mejores proveedores, integrar nuevas soluciones a su portfolio y explorar nuevas líneas de negocios.

La empresa de electrónica Tecnocal ha entendido muy bien esta relación virtuosa, por lo cual trabaja actualmente con diversos emprendedores con miras a transformarse en su partner tecnológico y ayudarlos a desarrollar y escalar sus soluciones. “Para hacer innovación las empresas necesitamos abrir las puertas, colaborar y confiar. En Tecnocal hay una experiencia de 25 años que podemos poner al servicio de los emprendedores, que no necesariamente deben tener competencias en el desarrollo de productos, pero sí estar focalizados en lo que quieren resolver, y preocuparse de que su propuesta de valor tenga sentido para el cliente que quieren atender. Por eso nosotros trabajamos con ellos, proveyéndoles conocimiento que no siempre tienen”, sostiene.

La ejecutiva señala que esto no sólo se limita a ser una relación empresa-proveedor, sino que hay un acompañamiento más completo donde buscan entender los negocios de los emprendedores y brindarles el apoyo posible, incluso apoyándolos en lo relativo a las condiciones comerciales para que sea posible avanzar con el desarrollo tecnológico que el emprendimiento requiere. “Por lo general los emprendedores tienen los ojos puestos en varios lados. Entonces, cuando quieran desarrollar algunas soluciones, ahí estaremos nosotros detrás de ellos”, apunta.

Casos de éxito

Actualmente Tecnocal trabaja junto a 4 emprendimientos provenientes de incubadoras de negocio ligadas a universidades, como Incuba UC (Universidad Católica) y 3IE (Universidad Técnica Federico Santa María), y Startup-Chile. Uno de ellos es CoreStack, quienes desarrollaron un anillo llamado Meedo que es capaz de medir vía Bluetooth y de forma no invasiva la saturación del oxígeno en la sangre de trabajadores en altura.

“Sabíamos que pese a que mi socio y yo somos electrónicos de formación, no podíamos hacer un Producto Mínimo Viable (MVP en inglés) en el corto plazo, por lo que decimos hablar con Carmen Gloria y trabajar con ellos. La verdad es que más que un partner, es una mentora que nos da puntos de vista y lineamientos que son realmente valorables, dada su experiencia en temas relacionados a tecnología y emprendimiento”, sostiene Paulo Cisternas, COO de la compañía.

La empresa testeó su MVP en ALMA, donde realizó pruebas de funcionamiento y precisión de los algoritmos de cálculo de saturación hasta 5.050 metros sobre el nivel del mar. Actualmente se encuentran buscando inversionistas y trabajando para crear un producto listo para el mercado junto a Tecnocal, con quienes ya llevan cerca de un año y medio de trabajo conjunto.

Otro caso es el de Agrotrac: una empresa de agricultura inteligente con foco en el desarrollo de software para el tracking de activos vehiculares y maquinaria agrícola utilizada para pulverizar agroquímicos en los campos de producción de alimentos. Ésta recurrió a Tecnocal para desarrollar el hardware que les permitiera recolectar la data necesaria para hacer los análisis en su plataforma.

“Con Tecnocal estamos cumpliendo con el objetivo de lanzar al mercado un hardware de carácter industrial, resistente a las condiciones que encontramos en el campo: agua, polvo, barro, radiación solar, golpes y vibraciones”, detalla Jan Breinbauer CEO de Agrotrac.

El ejecutivo cuenta que en este mes comenzarán la etapa de validación comercial de la solución de medición y reporte en tiempo real de agroquímicos, en un viñedo del valle de Colchagua. Esta validación se realizará con dos equipos de pre-serie fabricados con Tecnocal durante septiembre y octubre, y ya en noviembre también realizarán la validación comercial en Brasil con el apoyo de BASF.

“Posterior a la validación comercial y en base al feedback de las pruebas con clientes, realizaremos junto a Tecnocal nuestra primera versión de serie para ser comercializada en Chile y Brasil. Esperamos comenzar con la venta de la solución a principios del 2018”, apunta Breinbauer.