Día de la Transferencia y Propiedad Intelectual UC premia a investigadores

TransferenciaDia_web

En la ceremonia, que se efectuó por segundo año consecutivo en el auditorio del Centro de Innovación UC, se reconoció el trabajo desarrollado por investigadores de la Universidad y que han resultado en el registro de patentes y licencias.

Con la asistencia del Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez; la Vicerrectora de Investigación, Sol Serrano; el director del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi), Maximiliano Santa Cruz; y el director de Transferencia y Desarrollo de la UC, Álvaro Ossa, se desarrolló la ceremonia de conmemoración del Día de la Transferencia y Propiedad Intelectual.

La ocasión sirvió para repasar los hitos de la Dirección de Transferencia y Desarrollo UC, departamento de la Universidad que, en palabras de la Vicerrectora Serrano, “está en el corazón de nuestra misión como Universidad. Transferir no es un término cualquiera, significa ‘más allá’. Eso es lo que celebramos hoy, la vocación de llevar a la ciencia más allá. Somos una Universidad al servicio de la sociedad, del país y más allá de las fronteras”.

Para el director del Inapi, Maximiliano Santa Cruz, el aporte de las universidades en estos temas ha sido fundamental: “En 2013, las universidades chilenas habían pedido 63 solicitudes de patentes y en 2014 pasaron a 115, lo que me tiene contento. La UC ha estado siempre entre los tres primeros lugares: pasó de tener 18 solicitudes de patentes a 21. Estos números son fruto de un trabajo metódico, riguroso. Están haciendo las cosas bien“, destacó.

En la ceremonia se reconoció el trabajo desarrollado por investigadores de la Universidad que obtuvieron patentes durante 2014, y aquellos cuyos resultados de investigación han sido licenciados. Ejemplo de esto es el académico del Departamento de Ingeniería Mecánica UC, Luciano Chiang, quien desarrolló un dispositivo que utiliza la energía undimotriz para generar energía eléctrica, a través de una unidad colgada de una boya flotante.

Para el Rector Ignacio Sánchez, la ocasión sirvió para celebrar “el nuevo conocimiento, la creación de nuevo valor”, aunque queda pendiente el desafío de impulsar la interdisciplinariedad para alcanzar nuevas fronteras.