Director Ejecutivo de ASELA: “Los chilenos se están dando cuenta que los conocimientos que están generando pueden impactar positivamente en las personas”

Gonzalo Brahm

Gonzalo Brahm motivó a jóvenes científicos a atreverse a emprender e innovar, en el marco de las Jornadas de Ciencia e Innovación organizadas por Jóvenes por la Ciencia, en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini.

En el marco de su presentación en las Jornadas de Ciencia e Innovación para Jóvenes Científicos, organizadas por Jóvenes por la Ciencia en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, el Director Ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica (ASELA), Gonzalo Brahm, destacó el cambio cultural que está experimentando Chile para potenciar la innovación y el emprendimiento.

En su conferencia titulada “¿Cómo atreverse a innovar?”, el experto señaló que Chile está siendo líder en Latinoamérica en estas materias, y destacó que les está destinando muchos recursos  que antes no destinaba a ello. “Hasta hace un tiempo atrás, aquellos que emprendían eran los que no tenían trabajo, los flojos o los fracasados. Hoy en Chile se ve a los emprendedores como líderes que buscan generar un impacto positivo”, enfatizó.

Respecto al emprendimiento científico, Brahm señaló que “los chilenos se están dando cuenta que los conocimientos que están generando pueden impactar positivamente en las personas”, y que empiezan a tomar esa responsabilidad, ya que las cosas no están quedando en los laboratorios, sino que se están aplicando, saliendo al mercado y a la sociedad.

¿Cómo atreverse a innovar?

Para innovar, Brahm señala que es importante identificar una necesidad que cubrir ante un problema que exista en la sociedad, y realizar un trabajo coordinado y colaborativo entre equipos multidisciplinarios, compuestos por personas del mundo del conocimiento, del mercado y otras que estén en un punto intermedio, que les puedan ayudar a emprender.

“Los quiero motivar a que se junten con personas, que se conecten con ellas, a que generen comunidad y que colaboren, porque las cosas no ocurren cuando nos encerramos. Si nosotros nos quedamos con un conocimiento guardado en una universidad o en un laboratorio, esas cosas nunca van a ocurrir. Hay que quitarse de la cabeza que se pueden vender las licencias a las empresas, hay que ir por el camino de emprender”, finalizó.