Economía circular: un cambio de diseño que alimenta la innovación

William

Para eliminar el concepto de desecho, el nuevo modelo económico busca repensar el diseño y promover la reutilización de los recursos. William McDonough, experto en Economía Circular, explicó esta filosofía y sus implicancias en el desarrollo productivo y económico que toma la innovación como estandarte.

Cada chileno genera 456 kilos de basura al año -según cifras de Greenpeace-, liderando  en Latinoamérica, y la tendencia indica que los países más desarrollados, producen más basura. Este fenómeno, a ojos del experto y creador del concepto Economía Circular (EC), William McDonough, es consecuencia de un problema de diseño en la economía lineal -tomar, usar y desechar- debido a que supone la creación de residuos; razón por la que propone un nuevo modelo donde los recursos y objetos se utilizan una y otra vez.

William McDonough, arquitecto y autor del libro “De la cuna a la cuna”, es reconocido como uno de los creadores e impulsores de la Economía Circular por su aporte a la sustentabilidad tanto en la industria como en la academia. Por esta razón, participa en el Foro Económico Mundial y fue nombrado como “Héroe del Planeta” por la Revista Time.

En su visita a Chile, organizada por Triciclos y Hortifrut, se reunió con personeros de Gobierno en La Moneda y dio una charla en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, entre otras actividades. “Miremos la Tierra como un diseño: está compuesta por distintos materiales, absorbe energía proveniente del sol y el resultado es la vida. De igual forma, los buenos diseños deben ser biológica y técnicamente nutritivos. Al crear un objeto, es importante considerar el fin de su uso, no el de su vida, para que luego tenga otra utilidad, volviendo a la naturaleza o a la industria” explicó McDonough.

Cada año, el nuevo modelo suma nuevos proyectos y sectores industriales que, de la mano de la innovación, están repensando el desarrollo económico. “En vez de que la economía esté en una espiral hacia la pérdida de materiales, toxificación y degradación; la EC construye una economía positiva que crece como un ser vivo, lo que es su naturaleza” agregó el experto.

EC en la industria

Entre las organizaciones modelo mencionadas por el experto está Fashion for good, una aceleradora de negocios que apoya empresas que practican la buena moda: buenos materiales, buena economía, buena energía, buen agua y buenas vidas. Los proyectos utilizan impresión 3D, materiales reciclados y están pensados para su siguiente uso.

Por su parte, Desso es una empresa de alfombras que utiliza hilo de nylon regenerado Econyl, incluidos los desechos de la planta, para hacer una negocio sin residuos. Al mismo tiempo, tiene un compromiso con la limpieza de los océanos, contribuyendo a recuperar las redes abandonadas en el mar para incorporarlas en proceso de reutilización.

Desde el ámbito de la construcción, Park 20|20 propone edificios sustentables que incorporan energías renovables, integran la diversidad natural de la zona -como plantas y animales-,  y, a su vez, son desmontables y algunas de sus partes pueden volver al suelo o sirven para otras construcciones.

Aquí puedes ver las fotografías del Meet Up “Economía Circular: Oportunidades para el desarrollo de modelos de negocios regenerativos e innovadores”: Economía Circular: Oportunidades para el desarrollo de modelos de negocios regenerativos e innovadores

Aquí puedes ver la publicación del Diario Fianciero el día 30 de abril: Captura de pantalla 2018-05-16 a la(s) 11.18.32