El Centro de Innovación UC celebra misa en honor a su patrono San Juan XXIII

misaOK3

En el contexto de una liturgia desarrollada el pasado 16 de octubre, se destacó el importante rol que está destinado cumplir el Centro al servicio de la sociedad.

En un marco de espiritualidad y emotividad se celebró, en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, la Misa en Honor a su patrono, San Juan XXIII.

Al evento asistieron, entre otras autoridades, el Rector de la Universidad, Ignacio Sánchez, el Vicerrector de Investigación, Juan Larraín, y el Presidente Ejecutivo del Centro, Alfonso Gómez. A ellos se sumaron trabajadores, académicos y miembros del personal.

La actividad fue presidida por el Presbítero Cristián Roncagliolo, Vice Gran Canciller de la Universidad, quien enfatizó el importante rol que está llamado a cumplir el Centro de Innovación UC en la sociedad, remarcando precisamente el aporte al que debe contribuir no sólo desde un punto de vista tecnológico o científico sino también desde una perspectiva de servicio al ser humano.

En la misma línea, el eclesiástico destacó que no es casual la ubicación geográfica del Centro, a la derecha de la estatua del Cristo que recibe a quienes llegan al Campus San Joaquín de la Universidad Católica. Tampoco es arbitrario, añadió, el luminoso atrio interior de la edificación, que permite la entrada de luz desde su parte superior, en analogía con la inspiración que reciben de Dios quienes laboran en en el Centro de Innovación UC.

Por otro lado, el Vice Gran Canciller de la Universidad ofreció en la parte final de la liturgia una simbólica mirada del Centro como un vientre que dará a luz diversos frutos como proyectos y emprendimientos de carácter innovador en combinación con un fuerte sentido social en función con su espíritu y el de la Universidad.

Cabe indicar que San Juan XXIII, patrono del Centro, fue reconocido por su espíritu emprendedor y reformador al interior de la Iglesia Católica, a lo que sumó su sencillez y compasión especialmente hacia los más desposeídos. Convocó el Concilio Vaticano II que se inauguró el 11 de octubre de 1962, fecha en que se celebra su día a nivel mundial. Murió el 3 de junio 1963 y fue canonizado por S.S. Francisco el 27 de abril de 2014.