Emprendimiento social en balance con el mundo de los negocios

murphy4

David Murphy, uno de los fundadores y CEO de Better World Books, se refirió en meetup ofrecido en el Centro de Innovación UC, a la necesidad de no descuidar los aspectos propios del modelo de negocio en el marco de la gestión de un emprendimiento social.

Muchas veces el emprendimiento social es visto como uno en el cual el lenguaje del mundo de los negocios debe estar ausente y que resulta naturalmente opuesto en esencia. Una reflexión en torno a esta habitual creencia ofreció el académico David Murphy el pasado 28 de octubre en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini, en el marco del meetup “Capitalism for good? How to harness the power of the marketplace for social and environmental impact”.

En la actividad, el Dean of Entrepreneurship de la University of Notre Dame, CEO y co founder de Better World Books, presentó una mirada integral sobre el emprendimiento social, al afirmar que es realmente importante mantener un balance entre la misión inherente al espíritu social del emprendimiento y el modelo de negocios mismo que lo sustenta. “Es de gran relevancia entender cómo se puede hacer que el business model sea sostenible a largo plazo, como una forma de que logre perdurar en el tiempo en el contexto del mercado”, afirmó el docente.

En esta misma línea, Murphy indicó que muchos emprendedores sociales cuentan con diversas herramientas para construir un buen negocio, no obstante, al focalizarse exclusivamente en la misión, dejan de lado la competencia, lo cual puede llegar a tener nefastos efectos a en términos de su permanencia en el tiempo.

Parte importante de la actividad estuvo dirigida a dar a conocer la historia y el concepto detrás de   “Better World Books”, el cual presenta un fuerte sentido social con el fin de cambiar el mundo, tal como se afirma en sus principios corporativos. Este emprendimiento consiste en la recolección y venta online de libros para donar textos y financiar iniciativas relacionadas con alfabetización en distintos países. Cabe mencionar que tanto la educación como el acceso a libros son considerados al interior de la compañía como derechos humanos. Con más de 8 millones de títulos en stock, entre nuevos y usados, se autodenomina como una compañía autosostenible que crea valor social, económico y medioambiental para todos sus stakeholders.

Por cada libro que se vende en este portal online, se dona otro texto a una iniciativa con un componente educativo y de alfabetización, en donde radica el componente social de este emprendimiento. Desde este punto de vista, se privilegia la articulación con instituciones como ONGs que se distinguen por su transparencia y por emitir regulares reportes de su gestión. Lo anterior se combina con un compromiso con el medio ambiente, lo que se comprueba en el carácter ecológico que se advierte en los distintos pasos que conforman el proceso de venta.

La compañía se fundó en 2002 por tres amigos de la Universidad de Notre Dame de Estados Unidos, convirtiéndose en un emprendimiento social pionero y un negocio con una misión clara de promoción de la alfabetización.

David Murphy se refirió finalmente al rol clave que cumplen las universidades para inspirar en torno al emprendimiento social como así también en la entrega de las herramientas de gestión idóneas desde un punto de vista económico o de negocios.