Expertos de Arauco y Unilever enfatizan en la importancia de conformar equipos multidiciplinarios entre universidad y empresa para generar nuevos alimentos

27924035973_36a09e3b47_k

En el marco deI seminario “Innovación alimentaria de alto impacto”, organizado por el Centro de Innovación UC en conjunto con el Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria, el Líder del Programa de Alimentos y Ciencias de la Universidad de Northumbria, Nikolaos Mavroudis, y el Gerente de Innovación de Arauco, Francisco Lozano, se refirieron al trabajo asociado entre empresas y academia para la instauración de una cultura de innovación en torno a los alimentos.

El 20 de julio se llevó a cabo en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini para el seminario de “Innovación alimentaria de alto impacto”, coorganizada junto al Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria (CeTA). Instancia donde expuso el Líder del Programa de Alimentos y Ciencias de la Universidad de Northumbria, Nikolaos Mavroudis, y el Gerente de Innovación de Arauco, Francisco Lozano, quienes se refirieron al trabajo asociado entre empresas y academia para la instauración de una cultura de innovación. José Ricardo Pérez, director del CeTA, actuó como moderador de una activa discusión al final de la jornada.

El académico de Northumbria, que también se desenvuelve como investigador para Unilever I+D, presentó diferentes herramientas de liderazgo para gestionar proyectos de innovación complejos. La clave para obtener resultados, señaló, es adecuar el estilo de relacionamiento emocional de acuerdo a los equipos involucrados en cada fase del proyecto. “Si bien el líder de proyecto debe gestionar la implementación de los resultados al mercado, nunca debe olvidar que también es él quien debe orientar a sus equipos. Quien lidere proyectos de innovación sin esa flexibilidad emocional debe entender que idear y re-planificar son partes del mismo proceso”, explicó Mavroudis.

Por su parte, el Gerente de Innovación de Arauco narró a los asistentes como a través de su programa de innovación, la empresa líder mundial en celulosa definió entre sus desafíos estratégicos el agregar valor al bosque nativo, involucrando el desarrollo de la comunidad local. Fue así como entre otras cosas, empezaron a desarrollar novedosos productos a partir del maqui, una fruta que antes era muy poco conocida pero que gracias a su gran poder antioxidante ha empezado a impulsar una interesante demanda.

“Buscamos talento interno, trajimos gente de afuera y formamos equipos multidisciplinarios. En un año y medio se levantaron cerca de 20 proyectos para agregar valor al bosque nativo, siendo el del maqui el más avanzado al día de hoy”, sostuvo Lozano, señalando que tras tres años de trabajo con esta fruta desarrollaron una línea saludable de alimentos funcionales y nutracéuticos llamada +Maqui, bajo la cual están conformando una nueva empresa.

El primer producto lanzado al mercado fue una bebida natural antioxidante para luego abrir paso a los nutracéuticos, entre ellos maquí con propoleo, maqui con probióticos, maqui con Omega3 y maqui con rosa mosqueta y colágeno. Posteriormente, adelanta el ejecutivo, se lanzará el agua de maqui y la fruta liofilizada generando una batería de productos saludables, a la que se están sumando nuevas investigaciones y la exploración de otros mercados para seguir creciendo.

 

Para revisar los mejores momentos del seminario, revisa la galería aquí:

Seminario “Innovación alimentaria de alto impacto”