Expositores internacionales presentaron tecnologías para el pronóstico de irradiación solar

IMG_8689

En la exposición liderada por Fraunhofer Chile se analizaron los desafíos que enfrenta el sistema interconectado frente a la variabilidad de radiación solar en las distintas zonas del país.

El Centro de Tecnologías para Energía Solar Fraunhofer CSET y la Universidad Católica realizaron el seminario Pronóstico de Irradiación y Producción en Plantas Solares, que tuvo lugar en el Centro de Innovación UC. En el encuentro, al que asistieron más de 100 profesionales y académicos del sector, participaron destacados expositores internacionales, quienes presentaron las últimas tecnologías de predicción de irradiación solar, como también instrumentos para medir la capacidad de producción de plantas solares en un corto, mediano y largo plazo.

El director de la línea de investigación de electricidad solar de Fraunhofer CSET y académico UC, Rodrigo Escobar, señaló que “el aumento de la generación de la energía solar fotovoltaica, así como también la variabilidad de la radiación en las distintas zonas del país, generan desafíos importantes para el control del sistema interconectado y la aplicación de criterios de despacho óptimos, para costo de operación mínimo del sistema. Por tanto, se requieren pronósticos de irradiación solar y de producción fotovoltaica, más precisos y adecuados a las condiciones del país”.

Keenan Murray, de la Universidad de California, presentó las predicciones de corto plazo efectuadas mediante cámaras de cielo; Tomas Cebacauer, de la compañía de predicción solar eslovaca Solargis, se refirió al uso de modelos satelitales para efectuar predicciones de corto y mediano plazo; José Antonio Ruiz, de la Agencia Internacional de Energía, abordó la posibilidad de efectuar predicciones con anticipación diaria utilizando modelos de simulación de clima.

Por su parte, Marcel Suri, de Solargis se refirió a la importancia de integrar diversos modelos predictivos, de acuerdo al uso que se quiere dar a los datos. Los de más largo plazo permitirían programar el mantenimiento, mientras los de mediano y corto plazo ayudarían a planificar el aporte de la energía solar al sistema de generación.

Felipe Salinas, de la Cooperación Alemana en Chile (GIZ), presentó el modelo de pronóstico que se utiliza actualmente en Chile y el trabajo conjunto que están realizando los distintos actores del sistema, para mejorar el sistema actual de medición y generar un plan de largo plazo que permita aumentar la calidad de los pronósticos. “Se ha tomado la decisión de avanzar en un sistema de pronóstico de generación eólica y solar centralizado, que sea proveído a través de terceros. Para lo cual estamos invitando a empresas de diversos países a participar en la licitación que llevaremos a cabo”, explicó.