Fundador y CEO de CODE.org presenta los desafíos y oportunidades del déficit de programadores profesionales

34498650470_748cfa35a8_k

El iraní-estadounidense Hadi Partovi recontó su experiencia como programador autodidacta en el Centro de Innovación UC y expuso sobre el rol de la enseñanza escolar en la enseñanza de informática.

La creciente demanda por profesionales graduados de carreras “STEM” (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, en español) en el mundo es conocida: el gobierno estadounidense pronostica un crecimiento superior al 12% en puestos ligados a la computación desde el 2014 al 2024. Hoy, la industria norteamericana necesita más de medio millón de nuevos programadores. Los desafíos de revertir este déficit de capital humano a nivel mundial fueron el foco de la charla de Hadi Partovi, fundador y CEO de CODE, organización que promueve la programación en la educación básica.

“La demanda por programadores no se limita a sectores tradicionalmente ligados a la computación. Analistas de datos, expertos de ciberseguridad o ingenieros de redes y software, son sólo algunos de los prominentes cargos que empresas de toda industria necesitan”, explicó Partovi.

Más importante aun, el problema del déficit de capital humano no puede reducirse sólo a promover carreras de “STEM” en enseñanza superior. Un 71% de los puestos para profesionales STEM requieren de conocimientos de programación, pero sólo un 8% de dichos profesionales graduados estudian informática.

Y aunque la sociedad lentamente ha tomado conciencia de ello, el sistema escolar no está preparado. En Estados Unidos 9 de 10 padres desean que sus hijos aprendan a programar durante su enseñanza básica, pero sólo uno de cuatro colegios tiene las capacidades y el conocimiento para enseñarlo a sus alumnos.

Plataformas de aprendizaje

Según Partovi, “Cambiar el sistema no puede ocurrir sólo desde arriba o desde abajo. Se necesitan ambos ejes, gobierno y sociedad, estudiantes y profesores. El primer paso es comprender lo fácil y entretenido que es programar”.

Este primer paso es La Hora del Código, iniciativa mundial que invita a resolver una serie de ejercicios para aprender programación básica en una hora. Desde su lanzamiento en 2011, la plataforma registra más de 400 millones de horas de ejercicios. En Chile, la iniciativa co-liderada por la fundación Kodea ha sido particularmente exitosa, siendo el país con mayor cantidad de sesiones en su versión 2016, superado únicamente por Estados Unidos.

En su segunda versión nacional, que fue lanzada en el Centro de Innovación UC, participaron 200 mil estudiantes y 2.300 profesores de 1.700 colegios, con una participación de 80% de las comunas del país. La tercera versión de la Hora del Código está programada para octubre de 2017.