Laboratorio de Gobierno y Segpres presentan las claves para propiciar la innovación en el sector público

Laboratorio de Gobierno y Segpres presentan las claves para propiciar la innovación en el sector público

“El innovador público es pesimista”. Con esta declaración sacudió la expositora Hanna Back a la audiencia del seminario de “Innovación en el sector público”, realizado el pasado mes en el Centro de Innovación UC. La cita generó una discusión en torno a las oportunidades que existen para generar valor junto al sector público o y el tipo de mentalidad que requiere la sofisticación de unidades y servicios de distintas agencias de gobierno. Según la Coordinadora de Transformación Digital y Diseño de Servicios del SEGPRES, este pesimismo no debe malinterpretarse como algo negativo, sino más bien como una actitud virtuosa que le otorga la flexibilidad y resiliencia necesaria para articular proyectos de innovación de manera exitosa.

Este enfoque en el usuario fue compartido en el seminario por Cristóbal Tello, Subdirector de Proyectos del Centro de Políticas Públicas UC. Durante su ponencia abordó la importancia de innovar desde el usuario. Servicios públicos, argumentó, son co-producidos en conjunto con la sociedad civil, por lo que es imprescindible -desde el punto de vista de la eficacia de la innovación- crear mecanismos que permitan levantar las necesidades de los usuarios finales.

Aprendizajes del “innovador pesimista”

“El innovador en el sector público es una persona que considera que hay condiciones, dentro del entorno en el que trabaja, que le exigen una mayor preparación. Y esto último es muy importante. Es importante tener buenas ideas, pero también es importante saber cómo implementarlas y, para eso, es necesario contar con las herramientas necesarias”, destacó Hanna Back en relación a la mentalidad requerida para innovar en el sector público.

En relación a ello, Back destacó la mayor cantidad de canales que actualmente existen para generar proyectos de innovación en el sector público. Destacó igualmente la creación de la Secretaría de Mejora del Estado, un nuevo organismo que nace en el marco de la Ley de Transformación Digital, y que reúne al Ministerio de Hacienda con SEGPRES para establecer un plan de desarrollo común. A través de esta Ley, la Secretaría de Mejora del Estado, en conjunto con Gobierno Digital, puede trabajar con todas las instituciones sin ningún tipo de convenio.

Esta nueva flexibilidad para promover la innovación en instituciones públicas se enmarca en una estrategia de formación de la SEGPRES, que asiste jefaturas de servicios y unidades en la capacitación. Respecto a la mejora de servicios, Back adelantó que “actualmente, se está movilizando cómo gastamos en tecnología, cómo compramos tecnología y cuál es el estándar de calidad de quienes prestan los servicios. Estamos trabajando en un Manual de Compra de Tecnología para todo el aparato público con el fin de facilitar esta gestión a las instituciones, pero también para marcar el estándar desde el origen. Por ejemplo, el documento dará cuenta de las tecnologías para el año y estará constantemente actualizada”. La expositora enfatizó que, sin bien estas prácticas no son nuevas, constituyen un importante avance para igualar las condiciones para la ciudadanía que interactúa con todas las instituciones.

El borrador del libro “Innovación pública pesimista” está disponible en la web.

Una red para innovadores públicos

Durante la jornada participó también el Laboratorio de Gobierno, para presentar distintos canales para cultivar la innovación en el sector público. Una de ellas es la Red de Innovadores Públicos, una iniciativa de entidades públicas motivadas por compartir herramientas, experiencias y enfoques que faciliten el desarrollo de innovaciones que mejoren los servicios que el Estado entrega a las personas. Román Yosif, Director Ejecutivo del Laboratorio de Gobierno, explicó que la Red “es el espacio que tiene hoy el Gobierno para promover y masificar la innovación dentro del Estado, las instituciones públicas, como también los gobiernos locales, regionales e instituciones del gobierno central. Conecta motivaciones, entrega herramientas para poder ser aplicadas de manera concreta en proyectos de innovación, para poder problematizar de mejor manera, conectar mejor con nuestros usuarios y las necesidades reales de las personas y para poder diseñar mejores servicios y políticas públicas al servicio de los ciudadanos y las ciudadanas”.

Entre las grandes novedades que tiene la red de innnovadores públicos, destacan tras un año de gestión un ecosistema ampliado, en el que pueden participar emprendedores, gremios y entidades privadas. En asuntos como compras públicas o diagnósticos sobre el uso de datos del Estado, mencionó Yosif, la Red promete ser una plataforma que propicia este tipo de conversaciones entre distintos actores.

Además, el Laboratorio de Gobierno está potenciando una agenda de desarrollo regional, en coordinación con la SEGPRES y el Ministerio de lninterior, para que todos los talleres, actividades e iniciativas de la red, sean presenciales o digitales, tengan un foco estratégico de acuerdo a las necesidades y desafíos de cada región. La Red vinculará embajadores regionales para generando un nuevo modelo de trabajo. Por último, como la Red es coordinada y promovida por el Laboratorio de Gobierno, pero no pertenece al Laboratorio, se busca gatillar procesos de innovación de manera descentralizada. “Nosotros visibilizamos los casos de innovación para que sean replicados y, como funcionarios públicos, reconectarnos con nuestro rol de servicio público. Vinculamos a los funcionarios con el ecosistema para que la transformación del Estado se haga de manera más acelerada”, concluyó Yosif.

Hoy hay casi cuatro mil miembros en la Red, con más de 400 instituciones del estatales y no-estatales, provenientes de todas las regiones del país. Para participar en la Red de Innovadores Públicos, deberán inscribirse en www.innovadorespublicos.cl.

Revisa los mejores momentos del Seminario “Innovación en el sector público” aquí:

Seminario Innovación en el Sector Público

Compartir el artículo