Primatóloga Jane Goodall compartió con estudiantes y académicos en el Centro de Innovación UC

janegoodall

La científica y activista de 81 años, reconocida por su investigación de campo sobre chimpancés, se reunió con estudiantes de postgrado y la comunidad académica para reflexionar sobre las similitudes entre estos primates y los seres humanos.

Durante 300 días al año, la célebre investigadora Jane Goodall, de 81 años, viaja alrededor del mundo para difundir un mensaje que le parece imperioso: además de compartir sus hallazgos tras 50 años de observación de chimpancés, invita a quienes las escuchan a tomar conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

Esa motivación la trajo al país y de paso al Centro de Innovación UC, donde una audiencia compuesta por estudiantes de postgrado y profesores de la Facultad de Ciencias Sociales y de la de Ciencias Biológicas, participaron de un conversatorio organizado por la Vicerrectoría de Comunicaciones UC.

El diálogo fue liderado por el profesor de la Escuela de Psicología Diego Cosmelli y estuvo integrado además por los académicos Luis Ebensperger de Ecología y Felipe Martínez de Antropología. La premisa a discutir era sobre las similitudes en el comportamiento de los humanos y los chimpancés.

Goodall compartió algunas de sus experiencias de desarrollo profesional, entre las que recordó, cuán aterrorizada estaba cuando comenzó a estudiar su doctorado en Cambridge sin haber obtenido un grado previo: “Los profesores me dijeron que había hecho todo mal. Les había puesto nombre a los chimpancés en vez de asignarles un número y no podía decir que ellos tenían personalidades diferentes, no podía decir que tenían mentes capaces de resolver problemas, y ciertamente no podía hablar de que tenían emociones, porque eso era exclusivo de nosotros”, señaló.

También rememoró el apoyo que recibió de Robert Hinde, su supervisor en la universidad, quien le enseñó cómo redactar sus notas de modo que no fueran cuestionadas por la comunidad de especialistas. “Él fue quien me ayudó a escribir sobre mis observaciones, de acuerdo con mis convicciones, pero en una forma en que no fuera destrozada por los otros científicos”, dijo.

La investigadora pasó revista a los descubrimientos sobre la conducta de los chimpancés y a las anécdotas detrás de estos. Habló de la primera vez que vio a uno de ellos  -David Greybeard fue como lo bautizó-  utilizando un largo tallo para sacar hormigas de un hormiguero. Este hallazgo fue revolucionario porque hasta entonces, el uso de herramientas era una actividad considerada como exclusiva de los seres humanos. Contó también cómo se dio cuenta de que los hermanos mayores se ponen celosos de los recién nacidos y cómo había hembras que eran buenas madres, cariñosas, atentas y preocupadas, y otras no.

Para finalizar, se refirió a la importancia de hacer un cambio a nivel individual, que sumado a otros cambios, tendrá un impacto en el cuidado del medioambiente. Tras su intervención, hubo algunas preguntas de la audiencia.

Jane Goodall visitó el país para apoyar el trabajo de Roots&Shoots Chile, el programa educativo del Instituto Jane Goodall, que funciona en el país desde 2013, pero que ahora será potenciado con la instalación formal de este centro en Chile. Durante su estadía, la investigadora también se reunió con el Ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, que se comprometió con ella a instaurar el “Día de la fauna chilena”, y dictó una conferencia abierta en el Salón Fresno del Centro de Extensión, donde habló directamente a cientos de niños y jóvenes sobre la importancia de cuidar los ecosistemas.

 

Información de Constanza Flores, Vicerrectoría de Comunicaciones UC