Ketan Makwana presenta claves para la innovación colaborativa en charla sobre pensamiento disruptivo

33427096424_074b7baccc_k

El experto en emprendimiento e innovación abierto compartió sus experiencias en la articulación de proyectos de alto impacto y la mentalidad necesara para relizarlos.

Un fuerte énfasis en el cultivo de ideas marcó el MeetUp junto al emprendedor en serie inglés Ketan Makwana, quien el 30 de marzo dictó una charla de pensamiento disruptivo en el Centro de Innovación UC. La actividad reunió a gerentes de innovación, directores de proyectos y ejecutivos de diversas industrias, en torno a mentalidades propicias para la innovación y el emprendimiento.

Ketan Makwana es Presidente de Rockstar Startup & Rockstar Hubs, una de las principales organizaciones de mentoría y aceleración para start-ups del Reino Unido (UK). Además de desenvolverse como consultor en emprendimiento para el gobierno de dicho país, también es embajador para la Departamento de Comercio de UK para el desarrollo de ecosistemas de innovación.

Durante una dinámica conversación, Makwana dio a conocer las estrategias que lo guiaron en la formación de numerosas empresas hasta la conformación de su compañía Enterprise Lab en 2011, que apoya a compañías y start-ups en el desarrollo del pensamiento disruptivo.

Pensamiento disruptivo: Aprender a desaprender

“¿Pero qué es el pensamiento disruptivo?”, preguntó Makwana al inicio del encuentro, a modo de ejercicio con la audiencia. Como pensamiento disruptivo se comprende todo pensamiento que desafíe normas, sistemas o metodologías preestablecidas, ya sea en un contexto económico, político o social. La complejidad de este pensamiento radica en la tendencia a la autocensura propias de sociedades y mercados complejos, explicó Makwana, descartando ideas provechosas (y potencialmente lucrativas) sin siquiera ponerlas a prueba.

Como ejemplo, el inglés hizo mención de los helicópteros que la compañía eléctrica estadounidense Pacific Power despacha en los meses de invierno para quitar la nieve de las líneas de alta tensión en Canadá. Previamente, la compañía enviaba equipos técnicos para escalar y luego sacudir las líneas, un procedimiento arduo, demandante y costoso para la empresa y sus equipos. Según Makwana, la actual solución surgió de la idea de echar miel sobre las líneas de alta tensión para que los osos nativos a la región las escalen y sacudan por ellos.

“La ridícula proposición prontamente evolucionó en la discusión grupal cuando un colega sugirió utilizar helicópteros para desplegar la miel. En medio de una descabellada discusión, se dieron cuenta que la solución estaba al frente de ellos, en el fuerte impulso causado por las hélices del helicóptero”, contó.

Según Makwana, tres de cuatro ideas concebidas no se convierten en negocios, porque las personas no las desarrollan o porque temen que se las van a copiar al compartirlas. Este último aspecto es una de las limitantes más comunes del pensamiento disruptivo, argumentó el expositor: “El 99% de las ideas ya fueron concebidas, sólo que una minoría ha sido ejecutada. Innovar significa crear diferentes maneras de ejecución y depende de que ideas sean compartidas y desarrolladas. Si no compartes una idea, si no actúas sobre ella, esta idea no puede evolucionar. Debes aprender a desaprender, porque de lo contrario, nunca podrás adecuar tu pensamiento a nuevas perspectivas”.

“Nada de gran significado ha sido logrado sin la ayuda de otros”

En 2012, Makwana puso a prueba esta metodología colaborativa al fundar Youth Enterprise Live, evento que reunió cientas de empresas e institutos educacionales para fortalecer la empleabilidad de jóvenes entre 15 y 30 años. La exitosa iniciativa, que surgió en respuesta a los disturbios ocurridos en Inglaterra en 2011, contó con una importante participación del sector privado, sin duda gracias al patrocinio del en ese entonces Primer Ministro de Inglaterra, David Cameron.

Para involucrar academia, industria y gobierno, Makwana le presentó su idea al ex Jefe de Estado del Reino Unido en un evento de beneficiencia. En modo de pitch, el emprendedor le explicó su idea a un solicitado David Cameron en tan sólo un minuto, resumiéndola en cuatro pilares clave: “ISBA”, o bien “Issue, Solution, Blockades, Action” (Problema, Solución, Barreras, Acción).

“Al vender una idea a potenciales colaboradores, la mayoría de las personas comienza enumerando las barreras con las que necesita ayuda. Yo creo que las personas naturalmente quieren ayudar cuando se les presenta una oportunidad para hacerlo, tan sólo hay que ayudarles a ver cómo. Comparte tu idea, no tengas miedo que te la copien. Al presentar inmediatamente una solución al problema, estás invitando personas a contribuir a tu proyecto y verás que son más las personas dispuestas a decir ‘sí’“, explicó.

Este énfasis en interdisciplinareidad e innovación abierta marcó la segunda parte de la ponencia de Makwana, quien enfatizó en la importancia de asociatividad no sólo para start-ups jóvenes sino especialmente para empresas de mercados establecidos. “Contrario a lo que muchos suelen hacer, el networking no es una oportunidad para venderte a tí mismo, sino una herramienta para descubrir qué es lo que uno es capaz de hacer bien de manera autónoma. Al fin y al cabo, nada de gran significado ha sido logrado sin la ayuda de otros”.

Revive los mejores momentos de la ponencia de Ketan Makwana aquí:

MeetUp con Ketan Makwana “Pensamiento disruptivo: creando innovación con impacto”