La reputación online: una herramienta clave para emprendimientos exitosos

TimoOK

Experto internacional en transferencia y propiedad intelectual fue el protagonista de última conferencia “Do Future” en Centro de Innovación UC Anacleto Angelini.

“Es como espiar a nuestros potenciales clientes y colaboradores. Internet y el registro de la interacción de lo que se hace online es una excelente herramienta para la creación de nuevos modelos de negocios”. Es la tesis que expone Timo Nyberg, actual director de Investigación de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Aalto (Finlandia), en la conferencia Do Future “Leveraging Socialstructing to enable new business models” que realizó el 24 de junio en el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini.

Nyberg, quien cuenta con una vasta experiencia en propiedad intelectual y en la transferencia de resultados de investigación de las universidades a las industrias, explica: “Si antes se pensaba que las redes sociales no podían ser parte del lugar de trabajo, lo actual es que los negocios sean parte de éstas, siendo necesaria la creación de nuevas leyes regulatorias en base a las formas de organización que surgen con la interacción por internet y datos que se obtienen de ellas”.

Es así como la interacción online y la información que se obtiene de los potenciales clientes puede ser utilizada para la creación de todo tipo de productos-servicios. “Cualquier persona puede obtener resultados extraordinarios con sus emprendimientos, pero es necesario que tenga bien clara la visión de su producto, sumado a la pasión y acción que va a desarrollar para llevarlos a cabo. El internet es una buena herramienta para saber lo que socialmente quiere nuestro cliente”, sostiene Nyberg.

El experto, quien también es profesor visitante en la Academia China de Ciencias en Beijing y ha asesorado a grandes empresas como Nokia, destaca que la  educación y el aprendizaje se realizan de forma social, lo que todo emprendedor debe aprovechar. Y sugiere tener en cuenta los siguientes factores sociales importantes que tiene todas las personas: “El deseo de pertenecer a algún equipo, el anhelo de reconocimiento, lograr algo y aprender, contribuir a una sociedad a través de un capital social”.

“Impulsados por la información obtenida por esta interacción social, el futuro dará lugar a una nueva gama de modelos de organización, nuevas formas de transacciones y un nuevo conjunto de prácticas de trabajo”, finaliza Nyberg.