La Semana de la Madera 2018 finaliza exitosamente

La Semana de la Madera 2018 finaliza exitosamente

Con más de 40 mil asistentes, el evento realizado entre el 8 y el 12 de agosto en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) se consagró como el más importante a nivel nacional promoviendo la importancia de la utilización de este material como alternativa sustentable.

Fue una semana llena de sorpresas y de aprendizaje. Los asistentes a la Semana de la Madera de este año pudieron disfrutar de diversos seminarios, concursos, exposiciones y talleres llevándose la mejor experiencia con este noble material. Su inauguración contó con la participación de grandes personalidades en el rubro como Cristián Monckeberg, Ministro de Vivienda y Urbanismo; Juan José Ugarte, presidente de Corma; Marc Palahí, director del Instituto Forestal Europeo; Francisco Lozano, presidente de Madera21, entre otros.

Piensa en madera, piensa en bioeconomía. Con esta palabras Francisco Lozano, presidente de Madera21 dio la bienvenida a una nueva edición de Semana de la Madera, el evento más importante de Sudamérica en su tipo, que tiene como objetivo mostrar las infinitas posibilidades que ofrece este material.

“Nuestro propósito es contribuir al desarrollo de una cultura en madera para nuestro país, con un sello innovador. Bajo el liderazgo de Madera21, de Corma, se ha realizado una importante tarea con universidades, entidades públicas y profesionales de diversos ámbitos que han contribuido a co-crear este espacio virtuoso”, destacó Lozano, quien además hizo énfasis en relevar la importancia de la bioecnonomía que permitirá sostener los cambios estructurales sustentables.

Por su parte, el Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, destacó la importancia de la madera al momento de pensar en construir de manera más rápida, eficiente y limpia. Sin embargo, planteó una serie de desafíos que el país debe cuestionar y sortear para que este material adquiera la relevancia que merece debido a todos los beneficios que aporta.

“Claramente la tecnología ha avanzado de tal manera que la vivienda de madera es impecable, con todos los beneficios que eso tiene. Y ese es un gran desafío que hay que empezar a comunicar y hay que transmitirlo a las familias, en que confíen en la madera como también confían en el ladrillo o en el concreto”, señaló Monckeberg, quien además planteó que el siguiente desafío es generar integración social y una mejor planificación urbana, donde la madera juegue un papel más importante.

En ese sentido Juan José Ugarte, presidente de Corma, hizo un llamado a arquitectos, diseñadores, constructores, ingenieros y estudiantes a hacer uso de su capacidad creativa y de investigación para construir un mejor país. Junto con esto destacó que juega la corporación, al generar un espacio donde estos estos actores se reúnan, como lo es la Semana de la Madera.

“La Corporación Chilena de la Madera viene trabajando hace muchos años en cómo valorizar más nuestros bosques y la madera, en un trabajo en conjunto con el Ministerio de la Vivienda, Corfo, las universidades y otras entidades. Hemos puesto nuestras energías en la construcción sustentable e industrializada”, expresó.

Finalmente, Marc Palahí, director del Instituto Forestal Europeo y uno de los destacados invitados internacionales que expondrá sobre bioeconomía, también se sumó a esta bienvenida enfatizando que aún se siguen buscando soluciones a problemas ambientales desde un pensamiento antiguo, que generó el desarrollo a través de energías fósiles. “Necesitamos un nuevo marco mental, un nuevo paradigma económico, donde la economía prospere dentro de los límites renovables del planeta”, precisó.

El público también fue jurado

La gran novedad de este año que por primera vez el público tuvo la oportunidad de elegir a sus favoritos en los concursos tradicionales de arquitectura, diseño, ingeniera e innovación, instancia que brindó una segunda oportunidad a quienes no resultaron ser elegidos por el jurado.

Con 3.949 votos “Proyecto 102” se coronó en el concurso de arquitectura como el favorito del público. Este edificio plantea una realidad proyectada a veinte años, donde se encuentra una solución constructiva de carácter económico por la utilización de la madera aserrada. Está pensado en los universitarios y la gente joven que emigra a la ciudad lo que genera que el proyecto vaya cambiando temporalmente de usuarios.

El ganador indiscutido en diseño fue “KÜPULWE”. Una trama que desarrolla una curva envolvente que configura una concavidad capaz de generar un cobijo para el usuario en situación de descanso sin necesidad de percibir pérdidas del material.

Con casi dos mil votos el proyecto enfocado en la recuperación de técnicas de ensamblajes milenarias como lo son el “cajón y espiga” llamado “Ensambla” lideró cómo favorito del público en el concurso de innovación. Fue constituido principalmente por madera recuperada elaborando tableros y cubiertas completamente ensambladas, sin clavos ni tornillos, y a la vez, 100% sustentables.

En ingeniería, el diseño un sistema de uniones que prescinde de conectores metálicos para la unión paneles de CLT se llevó el primer lugar. El proyecto hizo uso de piezas de madera de diferentes densidades para reconceptualizar el ensamble de cola de milano tradicional mediante el uso de tecnologías de corte de control numérico, logrando conectores madera-madera capaces de conformar estructuras laminares con características de espacialidad arquitectónica poco explorada en el material.

Un evento dedicado tanto a los amantes de la madera como a los aficionados y admiradores de ella, en el que pudieron interiorizarse sobre todas sus bondades y usos los que, para muchos, podían ser aún desconocidos.

Compartir el artículo