Neptuno Pumps presenta a socios del Centro de Innovación UC su reconocido modelo de Economía Circular

Desayuno de Neptuno Pumps (26)

La empresa reutiliza los desechos de las bombas de la Gran Minería y los transforma en nuevos productos, reduciendo la huella de carbono y el impacto ambiental de las faenas.

El jueves 28 de julio, el CEO de la firma de bombas para la minería Neptuno Pumps, Petar Ostojic, presentó frente a los socios del Centro de Innovación UC su exitoso modelo de economía circular, el cual lo ha hecho merecedor de numerosos reconocimientos a nivel internacional, entre ellos el Avonni, el Premio Nacional del Colegio de Ingenieros de Chile y ser la primera firma del mundo en ganar tres veces en la categoría “Innovación Técnica del Año” de los Pump Industry Awards.

Neptuno Pumps es una empresa nacida y actualmente radicada en Iquique, que se dedica al diseño y la manufactura de bombas centrífugas de alta eficiencia para la minería que, haciéndose consciente del cambio climático y sus efectos, decidió incorporar en el núcleo de sus procesos los principios de la economía circular. Esto es, reemplazar la tradicional cadena de producción, consumo y desecho, por la reutilización y el reciclaje, devolviendo los productos y sus materiales a la cirularidad propia de la naturaleza.

“Nos dimos cuenta de que el potencial de la economía circular para la industria manufacturera y la minería era gigantesco. Cada mes se generan hasta 400 toneladas de desechos por faena, por lo que si lográbamos retornar aunque fuese una parte de estos recursos que son escasos y valiosos, nuevamente al ciclo de fabricación y uso, sin duda generaría una diferencia”, señaló Ostojic.

De este modo, la compañía comenzó a generar sus productos a partir de la recuperación de otras bombas, las cuales compran y re venden a las mineras, ayudándoles a reducir su huella de carbono y su impacto en el medioambiente.

¿Por qué decidió formar parte del Centro de Innovación UC?

– Fue una llegada bien particular. Yo sabía de la existencia del Centro de Innovación, pero nunca había existido una instancia para acercarse, hasta que un día leí una columna que escribió en el El Mercurio Alfonso Gómez, su Presidente Ejecutivo, y fue el pretexto perfecto. Así que le escribí un mensaje por Twitter e iniciamos conversaciones.

En eso me enteré que Alfonso había sido el primer emprendedor Endeavor en la historia de Endeavor, y eso fue otro punto en común, pues yo también soy parte de esa red, y luego todo siguió su curso y nos hicimos socios.

Con Alfonso incluso expusieron juntos sobre economía circular en el encuentro anual de Endeavor en Isla de Pascua…

– Para el encuentro en Rapa Nui nos propusieron a ambos hacer una presentación en conjunto sobre economía circular y fue todo un éxito, y es que es tan obvia, tan lógica, que hace sentido muy rápidamente. Lo impresionante de la economía circular es que muchas más empresas de las que uno cree ya tienen un modelo de economía circular, y ni ellas mismas lo saben.

Por eso, a través de la incorporación de Neptuno Pumps al Centro de Innovación UC también busco inspirar, decirle a esas empresas que la economía circular es algo que ya están haciendo, o que tienen el potencial de hacerlo, ayudarlas a que se enteren. En el caso nuestro fue un poco ingeniería inversa, pues ya lo veníamos haciendo y después sólo tuvimos que hacer unos ajustes más para desarrollar un verdadero modelo de economía circular. Dijimos “hagamos productos altamente eficientes energéticamente”, nos dimos cuenta de que eso tiene un impacto en el cambio climático, nos preguntamos qué pasaba con nuestros residuos y decidimos diseñar un modelo de economía circular que fuera pionero en Chile que luego, afortunadamente, fue reconocido en World Economic Forum en Davos.

Una cosa es hacerlo y otra es promoverlo ¿Por qué tomó la iniciativa de elevar la voz respecto a estos temas?

 – Por mi convencimiento absoluto de que la mayor amenaza que tenemos como seres humanos es el cambio climático, y que como emprendedores e innovadores tenemos el deber de hacer algo al respecto, porque efectivamente se puede hacer un cambio. Y, segundo, por la realidad latinoamericana y chilena, ya que creo profundamente en la necesidad de tener capacidades de diseño e ingeniería y manufactura en el país y toda la región. Creo que la economía circular es una opción para reindustrializar la región, lo cual es muy importante.

Actualmente están trabajando en la incorporación de IoT en las bombas ¿Cómo esto aporta a su modelo de economía circular?

– La economía circular implica hacerte cargo de tu producto en todo su ciclo de vida, y eso permite un cambio en el modelo de negocio, en el que tú eres dueño del producto y al cliente le ofreces un servicio. En la práctica, es la “Uberización” del producto: al cliente le importa que haya una determinada cantidad de litros por segundo, por lo que si uno puede predecir que una bomba va a fallar, ese litro por segundo va a estar garantizado. Entonces, el IoT permite llevar la economía circular al siguiente paso de su evolución, pues permite el monitoreo real en línea, la predicción de la manutención y reparación.

Este proyecto lo estamos trabajando en alianza con otro emprendedor de Endeavor que desarrolló toda una línea de monitoreo para las salmoneras que ahora estamos incorporando al transporte de fluidos en minería. Desarrollar nuevos materiales es parte de nuestros desafíos, por lo que seguiremos buscando los límites de las propiedades mecánicas de los materiales que fundimos, generando nuevos productos a partir de ellos.

En esta galería puede visualizar las mejores imágenes del encuentro:

Neptuno Pumps presenta a socios del Centro de Innovación UC su reconocido modelo de Economía Circular