Recomendación de lectura – «Pensar rápido, pensar despacio»

Recomendación de lectura – «Pensar rápido, pensar despacio»

Reseña de Paulo Volante, académico de la Facultad de Educación UC.

El libro de Daniel Kahneman, premio Nobel de Economía de 2002, tiene la particularidad de ser una reflexión sobre la inteligencia humana y la capacidad de resolver desafíos a nivel de decisiones, adecuadas a distintos momentos de la formación del individuo. La metáfora sobre el «Pensar rápido, pensar despacio» del título alude a capacidades de originales y compartida por los seres humanos desde su desarrollo temprano. Es decir, por un lado somos capaces de responder de forma eficiente a desafíos cotidianos  con un repertorio ágil e inmediato, que se origina básicamente en al experiencia previa. Pero por otro también podemos enfrentar situaciones con herramientas de mayor abstracción, como el cálculo de situaciones futuras.

En términos de la educación, la formación del ser humano potencia esta doble capacidad. El conocimiento basado en el pasado sin duda tiene que ver con nuestra capacidad de conectarnos con nuestro propio desarrollo e historia, pero también con nuestra capacidad de apropiarnos de nuestra herencia cultural. Una persona educada responde a la coyuntura conectada por su pasado. Al mismo tiempo, una persona educada se proyecta hacia el futuro y se atreve a protagonizar momentos que pueden ser muy distintos a la experiencia social previa. De esta manera, podemos recibir con optimismo y esperanza desafíos culturales que hoy se nos presenten.

«Pensar rápido, pensar despacio» es un muy buen tratado sobre la educación humana en su dimensión histórica, psicológica y económica. Por esta razón, puede ser leído desde múltiples perspectivas, como un tratado de psicología cognitiva o como reflexión sobre la capacidad de planificación, que es muy propio del pensamiento estratégico. Incluso puede ser una buena herramienta de autoconocimiento, ya que advierte posibles sesgos y autocomplaciencia de personas con altos niveles de expertise y conocimiento en un área. Sin duda los expertos son muy necesarios, pero al mismo tiempo, la expertise corre un riesgo de sobreestimación de las conclusiones propias.

Con todo, la lectura de Kahneman no es sólo una buena herramienta para profesionales y académicos, sino también para toda persona que trabaje en innovación, ya que permite utilizar un criterio reflexivo sobre sus ideas y propuestas.

«Thinking, fast and slow» (2013, ISBN 9871786409) de Daniel Kahneman está disponible en español, editorial Debate.

Compartir el artículo