Ruta5 presentó cuatro emprendimientos de impacto que surgieron en laboratorios

DSC_5058

Sus creadores son del área de la Biomedicina. Entre sus proyectos están: un sistema de regeneración de la piel a través de la fotosíntesis de microorganismos; un test para identificar la infección urinaria en pocas horas; un centro de análisis de espermatozoides por internet; y terapias basadas en células madres, como una solución para la insuficiencia cardiaca y la artrosis de la rodilla.

El coworking RUTA5, impulsado por el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini y financiado por Hub Global de Corfo, realizó el meet up de Emprendimiento en Biomedicina: “Investigaciones que trascienden del laboratorio”, actividad donde participaron cuatro científicos destacados que compartieron sus experiencias al exportar sus proyectos desde el laboratorio hacia el mundo del emprendimiento.

Uno de ellos fue Mario Soto, médico veterinario de la Universidad de Chile y creador de Diagnochip, un kit para la identificación de pacientes con infecciones urinarias, cuyo resultado se obtienen entre 4 a 8 horas de incubada la muestra, lo que representa un menor tiempo que los exámenes comunes.

Soto explicó que “el interés personal de reinventarme como persona, de aprovechar las oportunidades y la tecnología”,  fueron los motivos que lo llevaron a emprender junto a su equipo de trabajo.

“El dispositivo cuenta con 9 micropocillos con distintos antibióticos y medios de cultivos en donde se colocan las gotas de orina, que luego son incubadas en pequeños hornos por hasta 8 horas. Si la muestra cambia de color existe infección urinaria”, detalló.

Este emprendimiento busca ingresar al mercado local, además de Colombia, México y Brasil. También tienen planes de expansión a Mozambique y Angola; junto a un licenciamiento en Japón. Una vez salga a la venta, el kit costará entre US$12 a US$15.

 

Regeneración de la piel a través de la fotosíntesis

Otro de los expositores de esta jornada fue Tomás Egaña, fundador y vicepresidente de Symbiox, empresa que ha desarrollado una tecnología para el tratamiento, restauración funcional y curación de tejidos dañados o enfermos mediante piel sintética que genera oxígeno por fotosíntesis.

“Esta es una piel artificial compuesta de forma importante por algas fotosintéticas. Al iluminarla produce oxígeno, permitiendo que el tejido cicatrice”, explicó este ingeniero en biotecnología molecular de la Universidad de Chile.

Esta piel sintética está hecha con matrices biodegradables, mayormente colágeno. Se trata de una especie de esponja que termina siendo absorbida por el cuerpo y que ha sido probada con efectividad en animales, como ratones y cerdos.

Sobre las expectativas para 2017, Egaña detalló que “este año deberíamos hacer la primera prueba clínica en 20 pacientes, ya tenemos la autorización del Instituto de Salud Pública de Chile para hacerlo”.

En esta actividad también participaron Víctor Castañeda, del Centro de Espermiogramas Digitales Asistidos por Internet. Este proyecto analiza imágenes de muestras seminales para cuantificar la concentración, movilidad, viabilidad, morfología y fragmentación del ADN espermático;

Por último, Óscar Solar, CEO de Cells for Cells, que desarrolla, produce y comercializa terapias biologías y tecnologías basadas en células madres, con soluciones para insuficiencia cardíaca y para artrosis de rodilla.

 

Revisa más fotos de este encuentro en el siguiente enlace:

MeetUp de Emprendimiento en Biomedicina: Investigaciones que trascienden del laboratorio