Universidad Católica y Red de Universidades Tecnológicas de Australia firman convenio para fortalecer formación de doctores

37139942020_e4717be161_k

A través de centros de I+D que combinan las capacidades de investigación de cinco universidades, esta red forma profesionales de postgrado en torno a desafíos del sector productivo.

Como una “alianza lógica” tildó el Vicerrector de Investigación de la Pontificia Universidad Católica, Pedro Bouchon, el convenio firmado entre la casa de estudios y la Red de Universidades Tecnológicas de Australia (ATN), que se formalizó en septiembre en el Centro de Innovación UC. La ATN, que reúne a cinco universidades australianas, se dedica promover proyectos de colaboración entre socios del sector público y privado.

Con un 66% del financiamiento para investigación proveniente de socios privados, la ATN invierte anualmente más de US$ 1.000 millones en proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D), dirigidos a solucionar problemas particulares de la industria. Parte medular de este enfoque en industria son los Centros de Formación Industrial-Doctoral (IDTC), programa único en Australia que combina educación de Magíster y Doctorado tradicional con capacitación profesional y técnica requerida por la industria.Mediante este modelo, empresas co-supervisan junto a una universidad la formación de un profesional, el cual investiga para un proyecto proveniente del sector privado. Tanto objetivos como el foco de la investigación son planteados en conjunto por la casa de estudios y la empresa. Inversamente, el IDTC le permite a empresas nominar empleados para que, en una modalidad part-time, realice un doctorado en una de las 5 universidades de la red.

El Vicerrector de Investigación UC, Pedro Bouchon, destacó el esfuerzo de la Universidad en el desarrollo de programas de doctorado industriales. Actualmente “proveer competencias transversales es parte de los programas doctorales de la Universidad Católica. Estamos en proceso de construir el primer doctorado de esta naturaleza, y para ello requerimos presencia física del estudiante en la industria. No basta con que esté en el laboratorio de la empresa”, explicó. El Vicerrector enfatizó en la oportunidad de aprender de la experiencia australiana en esta materia, particularmente relacionado a la supervisión compartida entre empresa y universidad. “Necesitamos cambiar la cultura y no solamente la cultura académica, sino que también la del sistema de acreditación nacional”, concluyó.

Al respecto, la Vicerrectora de Investigación del Instituto Real de Tecnología de Melbourne, Denise Cuthbert, opinó que programas de “doctorado dual” necesitan involucrar a más actores. “Primero es necesario que el gobierno genere el marco regulatorio, con políticas institucionales y financiamiento alineados con ello, antes de involucrar acciones del sector académico y privado. Para Australia esto ha sido un viaje de más de 20 años”, explicó. La conformación del Ministerio de Ciencia y Tecnología en Chile, agregó Cuthbert, es en ese sentido un hito promisorio para establecer una conversación virtuosa en torno a la educación doctoral.

37349624586_42d7d6bf7e_k

Doctorado con la Industria

En colaboración con los esfuerzos de la Escuela de Ingeniería UC, el Centro de Innovación UC está trabajando con autoridades de la Universidad Católica para crear el primer Doctorado con la Industria. El objetivo es reconvertir el valor de los doctores para el sector productivo, formando profesionales con alta empleabilidad en la industria mediante un perfil sensible al mundo académico y empresarial. Contrario a otros programas industriales existentes, que limitan la vinculación con la industria a cursos individuales, alumnos de este programa realizarán una gran parte de su doctorado al interior de una empresa. Este programa doctoral es el primero de estas características en la Universidad y apunta a extenderse a facultades más allá de la Escuela de Ingeniería, que actualmente lidera esta labor al interior de la Universidad en el marco del Programa Ingeniería 2030.

La Directora del Colegio de Programas Doctorales UC, Jani Brouwer, comentó que “se está apoyando a las facultades de las áreas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) para la creación de un primer doctorado colaborativo con la industria, entendiendo “industria” en el sentido amplio. Es decir, no sólo para organizaciones orientadas comercialmente, sino que también en instituciones públicas. El mayor desafío tanto a nivel nacional es que este nuevo modelo de doctorado debe cumplir con los estándares de excelencia requeridos para todos los doctorados, pero ofreciendo mayor flexibilidad. El vínculo con la ATN nos permite compartir buenas prácticas, explorando modelos de trabajo como los IDTC, tomando en consideración nuestra realidad como país y región”, concluyó.