Cómo impulsar una estrategia y gestión de innovación

Cómo impulsar una estrategia y gestión de innovación

Muchas organizaciones realizan programas o iniciativas innovadoras, pero necesitan dar un siguiente paso para incorporar la innovación a su estrategia y hacer de ella su sello distintivo.

Con el fin de desarrollar una ventaja competitiva y diferenciarse en el mercado, una institución requiere diseñar y gestionar una estrategia de innovación, alineada con la del negocio. Para eso el primer paso es identificar qué tipo de innovación se realizará.

En su libro “Ten Types of Innovation: The Discipline of Building Breakthroughs”, Larry Keeley plantea que las empresas pueden innovar en tres grandes áreas: configuración, oferta y experiencia. A partir de ellas se definen 10 tipos de innovación: modelo de negocios, red, estructura, proceso, desempeño de producto, sistema de producto, servicio, canal, marca e involucramiento de cliente.

Partiendo de un análisis de las amenazas y oportunidades que presenta el ecosistema en que se encuentra tu negocio, identifica qué tipo de innovación requieres. Es clave que definan si realizarán desarrollos propios o si integrarán algo externo. En el primer caso además, hay que evaluar si son necesarias actividades de investigación y desarrollo (I+D).

Luego de identificar de qué manera la innovación ayudará a tu compañía a alcanzar sus objetivos corporativos, es momento de pasar a una etapa de gestión.

La gestión de la innovación abarca desde la generación de ideas hasta su implementación y puesta en valor, lo que demanda el uso de metodologías ágiles y flexibles.

Para generar ideas creativas el trabajo en equipo es fundamental. Pueden realizar sesiones de brainstorming a partir de la identificación de oportunidades y amenazas que enfrenta su compañía. También pueden utilizar herramientas como el design thinking o pensamiento de diseño, donde se buscan soluciones a problemas desde el punto de vista del cliente.

A partir de las ideas innovadoras se desarrolla un plan estratégico (con herramientas como un roadmap tecnológico o un diagrama de flujo de la innovación), en el cual se describen acciones concretas para lograr objetivos, y se define un presupuesto. En este punto se busca un aprovechamiento de los recursos disponibles y se identifica oportunidades para el levantamiento de fondos.

Al ejecutar la estrategia es importante implementar indicadores para medir, seguir y evaluar los resultados.

CONCLUSIÓN

Para desarrollar una estrategia de innovación hay que partir por identificar las amenazas y oportunidades que enfrenta tu empresa. Luego, con tu equipo deben reflexionar sobre la importancia de la innovación, qué significa para ustedes y de qué manera puede ayudar a cumplir los objetivos de la estrategia corporativa.

Cuando definan qué tipo de innovación realizarán deben articular su visión y darle forma concreta en una estrategia de innovación. En ella incluirán las acciones a seguir, el presupuesto asignado y las metas a conseguir o KPIs.

Ten en consideración que el presupuesto para innovación no es un gasto, sino una inversión, ya que su implementación llevará a un retorno para la organización.

Para evaluar qué tan innovadora es tu empresa puedes responder este breve test gratuito. Además, si quieres desarrollar e implementar con éxito una estrategia de innovación en tu compañía, te recomendamos el programa Entry Level del Centro de Innovación UC.

Foto: <a href=”https://www.freepik.com/photos/brainstorm”>Brainstorm photo created by rawpixel.com – www.freepik.com</a>

¡Déjanos un mensaje!

Podemos ayudarte

    Please prove you are human by selecting the Star.

    Responderemos tu mensaje por correo

    ¿Te interesa conocer más? ¡Completa el siguiente formulario y te contáctaremos!






      Correo enviado correctamente