Transformación digital: 3 claves para el teletrabajo exitoso

Transformación digital: 3 claves para el teletrabajo exitoso

¿Cómo hacer que esta modalidad realmente funcione y no disminuya la productividad? En el siguiente blog te mostramos algunas prácticas que pueden reforzar el trabajo a distancia.

LEER MÁS

A partir de la emergencia del Coronavirus, se instaló con fuerza el sistema de trabajo remoto o teletrabajo en todo el mundo con el fin de que las personas puedan realizar sus labores mientras permanecen en sus hogares, y así evitar la transmisión del virus. Si bien, algunas empresas ya habían comenzado un proceso de adaptación de su cultura organizacional para mantener su operatividad a distancia, la crisis sanitaria obligó a las compañías a experimentar estas nuevas formas de trabajo.

Entre los beneficios del teletrabajo está la flexibilidad horaria y la eliminación de los tiempos de traslado, a su vez, refleja un alto nivel de confianza entre la empresa y el trabajador. Para reforzar la certeza del cumplimiento de tareas, la sostenibilidad y el éxito del trabajo remoto en tu empresa será fundamental la creación de sistemas que hagan seguimiento de la ocupación de los colaboradores, transparentando sus avances.

En esta línea, la transformación digital cumple un rol relevante para consolidar el teletrabajo, al habilitar plataformas que visibilizan los flujos de trabajo y contribuyen a su automatización; y al ofrecer oportunidades de familiaridad con el mundo digital para que las personas lo utilicen a su favor. A su vez, es un momento pertinente para impulsar la organización de los equipos.

1.- Encontrar la plataforma adecuada

Existen varios sitios web o plataformas digitales de creación de listas estilo Kanban -un método visual para el control de producción-. Estos permiten visibilizar la demanda, el proceso y el resultado, controlando lo que se produce, en qué cantidad y en qué momento. De esta forma, lo colaboradores y líderes de equipo de tu empresa pueden estar al tanto de las tareas que surgen, las que se están realizando y las que están terminadas, conociendo la carga la laboral y estimando el tiempo de respuesta con mayores certezas. Algunas de estas plataformas son Trello, Basecamp o Asana.

2.- Atreverse y explorar

Cuando el equipo acuerda la plataforma que va a utilizar, es relevante que todos los integrantes estén familiarizados con su usabilidad para sacar el mayor provecho de esta herramienta. Es importante superar la resistencia al cambio para incorporar su uso diariamente. Además de comprender que las tareas pueden tener fecha de cumplimiento, que se pueden registrar los imprevistos o traspasar entre los distintos miembros del equipo. Todas estas aplicaciones serán más fáciles de usar en la medida que tu equipo tenga conocimiento de la plataforma.

3.- Organizar y priorizar

Es común que, al cabo de una semanas, tu equipo vea que las reuniones y las conversaciones sobre organización del trabajo ocupan cada vez menos tiempo; debido a que los estados de los proyectos y las tareas son visibles y ya no es necesario recapitular las labores de cada persona en cada oportunidad. Al mismo tiempo, la eficiencia del uso del tiempo, le dará al equipo más instancias de priorización y planificación.

Conclusión: El teletrabajo ya es una realidad

Entre los aprendizajes que dejará la emergencia sanitaria, está la prueba de que un alto porcentaje de personas puede trabajar de manera remota al contar con la tecnología y cultura organizacional necesarias para realizar sus labores.

Al mismo tiempo, al terminarse la pandemia, factores que hoy son invisibles, como la flexibilidad horaria y la eliminación de los tiempos de traslado, quedarán en evidencia por su beneficio. Esta experiencia mundial dejará la lección de que el teletrabajo es una modalidad eficiente , tanto para las compañías como para los trabajadores.

¡Déjanos un mensaje!

Podemos ayudarte

    Responderemos tu mensaje por correo