Lectura Recomendada “Smart Cities: Big Data, Civic Hackers, and the Quest for a New Utopia”

Lectura Recomendada “Smart Cities: Big Data, Civic Hackers, and the Quest for a New Utopia”

Para comprender las aplicaciones de las tendencias digitales Big Data & Internet of Things, el académico del Departamento de Ciencia de la Computación UC, Hans Löbel,  recomienda el libro “Smart Cities: Big Data, Civic Hackers, and the Quest for a New Utopia” debido a que “entrega una visión interesante sobre cómo estas tecnologías contribuyen al desarrollo de las ciudades para convertirse en smart cities, mostrando la interacción y contribución de los distintos actores”.

El autor del texto, Anthony Townsend, experto en urbanismo y tecnología, relata con simpleza la historia sobre cómo distintas tecnologías han influenciado la planificación de las ciudades desde el siglo XIX hasta el presente, entregando ejemplos sobre el manejo de ciudades como Zaragoza o Nueva York en la actualidad. “Es importante destacar que las tecnologías siempre han estado presentes y se han incorporado a las industrias y a nuestro diario vivir, pero existen tres elementos que hacen que esta revolución tecnológica sea distinta: el volumen y heterogeneidad de los datos (Big Data/IoT); el poder de cómputo (Big Compute); y el avance algorítmico (Inteligencia Artificial) que, de manera casi simultánea, alcanzaron un nivel de madurez que permitió su aplicación a nivel masivo y con excelentes resultados” explica el académico UC.

Los nuevos términos digitales que han tomado protagonismo son Big Data por facilitar la captura, administración y procesamiento de un gran volumen de datos; e Internet of Things, o la conexión de dispositivos inteligentes con internet, debido a que permite monitorear, controlar, optimizar y automatizar procesos a través de sensores. “Se pueden aplicar en cualquier contexto donde se puedan instalar sensores que capturen datos en tiempo real y que, además, en base a estas mediciones se puedan tomar acciones de manera autónoma. Por ejemplo, el control autónomo de la temperatura en viviendas, el sistema de seguridad sin supervisión humana o los monitores remotos para el estados de salud en enfermos” complementa Hans Löbel.

El experto, además explica que desde el punto de vista ético, esta revolución tecnológica presenta nuevas complejidades al momento de su aplicación. “Uno de los ejemplos más claros -y al mismo tiempo terribles- es el el reconocimiento facial en tiempo real que se realiza en algunos centros urbanos de China con el fin de detener a posibles delincuentes. Éticamente, esto genera una gran cantidad de problemas y, en mi opinión particular, es un mal uso de la tecnología; pero a nivel técnico resulta impresionante” explica el académico del Departamento de Ciencia de la Computación UC.

Compartir el artículo