El valor de los datos para acortar rutas hacia la innovación

El valor de los datos para acortar rutas hacia la innovación

Columna de Pedro Bouchon, Vicerrector de Investigación UC y presidente del Consejo Directivo del Centro de Innovación UC. La publicación original fue realizada el 06 de septiembre del 2021 en El Mercurio.

La innovación frecuentemente se relaciona al mérito de “fracasar rápidamente”. No debe confundirse, sin embargo, el fracaso en sí como elemento relevante para la innovación, sino que la capacidad de distinguir los errores tempranamente y generar oportunidades de aprendizaje ágil a partir de ellos. Un estudio del MIT Center for Information Systems Research indicó que este mantra en varias ocasiones sólo genera iniciativas costosas y de poco valor para una compañía. La clave para aprender del fracaso radicaría en la capacidad de comprobar hipótesis, para no actuar sobre suposiciones aleatorias. En otras palabras, la toma de decisiones efectiva depende de la gestión de evidencia.

La urgencia de responder ágilmente es aún mayor en la actualidad, en que las decisiones están marcadas por una realidad altamente dinámica e incierta. El tener que adaptarnos a nuevos escenarios rápidamente obliga a comprenderlos con mayor profundidad y a diagnosticar las capacidades de la organización, para así reaccionar correctamente.

Las empresas con sistemas que levantan y gestionan datos sistemáticamente, tanto internos como externos, pueden reducir la cantidad de errores, permitiéndoles tomar decisiones más certeras con prontitud, y las más sofisticadas, revelar estructuras ocultas en datos complejos para innovar. Además, la gestión impulsada por datos tiene la virtud de identificar claramente espacios de mejora, como también explotar ventajas competitivas.

El estudio “Transformación Digital en Empresas Chilenas” del Centro de Innovación UC revela que sólo un 15% considera “buena” su capacidad para la toma decisiones basadas en analítica avanzada. Y sólo hasta un 34% de las empresas considera buena su capacidad para capturar datos sobre cambios en su mercado, sus consumidores y entorno empresarial.

Cerrar estas brechas no sólo es un desafío tecnológico. Poco servirá invertir en herramientas digitales o tecnologías para levantar datos si una organización no cuenta con directivos que reconozcan su valor y con equipos adecuados para desarrollarlas o adaptarlas, y ciertamente gestionarlas. Por esta razón, avanzar hacia la toma de decisiones basada en evidencia conlleva necesariamente una nueva cultura, con un fuerte compromiso gerencial, que instale la gestión de datos en todas las áreas de la organización, para identificar y priorizar líneas de acción, y así acortar las rutas hacia la innovación.

Revisa la versión impresa aquí

¡Déjanos un mensaje!

Podemos ayudarte

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la llave.

    Responderemos tu mensaje por correo